Cuando vamos a contratar a un artista para nuestro festival, o si somos una productora y lo vamos a contratar para un evento puntual o una gira, arriesgamos mucho dinero en la contratación del artista, la producción y el marketing. Nada nuevo en el horizonte, ¿no?.

En este post vamos a analizar algunos puntos indispensables a tener en cuenta antes de contratar a un artista musical.

 

1. ¿Cuántas entradas ha vendido este artista en otras ciudades?

 

Llama al espacio en el que haya actuado y pregunta. Sois compañeros de gremio y no suele ser un problema. Ofrécele tú tus datos de venta de entradas que les puedan ser útiles. Para fechas en tu ciudad, intenta encontrar a alguien que haya asistido el año pasado y pregúntale cuánta gente había. En los análisis de artistas que ofrecemos desde Drop.Show ofrecemos el histórico de eventos y sus aforos, puedes hacer una prueba gratis con nosotros cuando quieras.

Dato: no te fíes sólo de esto, muchas veces, para salvar un show, los promotores invitamos a cascoporro a amigos y amigos de amigos para llenar espacios grandes sin cobrar entrada para hacer barra.

 

2. Festivales.

 

Si el artista ha actuado en muchos festivales en el último año, aunque no haya actuado en tu ciudad, sí es posible que parte de su público potencial ya lo haya visto en estos eventos.

 

3. Fechas a futuro y costes de producción.

 

Si el artista tiene prevista fechas cerca de tu ciudad, intenta cuadrar una fecha cercana y negocia reducir el caché con el mánager al reducir los costes de producción derivados del transporte.

 

4. Fechas a futuro de otros artistas.

 

Mira todas la fechas de géneros parecidos en tu ciudad, compartirán público y, si lo pones el mismo día, reducirás tu venta de entradas. Para esto, son útiles los informes de ciudad con todos los eventos a futuro que ofrecemos en Drop.Show, así como los géneros de los históricos de los eventos.

 

5. Fechas pasadas y cercanías.

 

Si el artista ha estado hace poco en la ciudad, menos personas comprarán entradas, ya que es más difícil que repitan. Para artistas muy grandes, leyendas, puede ser bueno dejar hasta cinco años entre fecha y fecha en la misma ciudad, pero seguramente este no sea tu caso.

Dato: Para artistas “legendarios”, el problema no es la fecha, sino conseguir la exclusiva de su contratación. Para artistas medianos lo normal es una vez al año. Para artistas pequeños depende de la estrategia de crecimiento del mánager. Le puede interesar tocar muchas veces para darse a conocer, ya que va a vender poco por sí mismo en cualquiera de los casos.

 

6. Aforos de espacios de fechas pasadas y futuras.

 

Mirar los aforos de los espacios de todas las fechas del artista nos dará una idea cercana de su magnitud. Es un indicador ambiguo pero fácil de mirar y muy importante.

Trabaja todos estos datos en un documento excel y compáralo con los oyentes y seguidores del artista, así como su crecimiento. Para esto, te puede ser útil nuestro post de blog: Cómo analizar la presencia digital de un artista musical.

 

También te puede interesar: