Campañas ADS.

¿Cuál es el secreto de la rentabilidad en publicidad en ADS?

Cuando hablamos de ADS nos encontramos con un escenario extremadamente atractivo y agobiante a la vez. Atractivo porque podemos localizar a cualquier persona del mundo entero, pero agobiante por exactamente la misma razón. Podemos tanto asegurarnos la venta como despilfarrar de un plumazo todo nuestro presupuesto sin generar ni un solo cliente.

Por eso, la manera de trabajar en los ADS requiere por una parte un extremo control de las posibilidades que las herramientas de pago de Google, Facebook, Instagram y Linkedin nos ofrecen, y por otra conocimiento y estudio pormenorizado de las características que definen a nuestro público objetivo

Con este conocimiento, podremos comenzar a generar campañas con alta probabilidad de rentabilidad, sin embargo, esto solo es el inicio. Con el escenario que nos presentan los ADS, debemos comprender un mantra muy sencillo: siempre hay una segmentación con mejores resultados que los que estamos teniendo ahora mismo.  

Por lo tanto, el trabajo en ADS, en la práctica, requerirá de dos metodologías complementarias: la programación constante de múltiples campañas con bajo presupuesto y la medición de resultados a alto nivel de detalle. 

De esta manera, periódicamente crearemos nuevas campañas a bajo coste a partir de hipótesis coherentes para encontrar nuevos canales mediante los cuales llegar a clientes potenciales más predispuestos a comprar, y es gracias a la medición de resultados a alto nivel que podremos determinar el éxito de cada nueva segmentación. 

No nos vale con experimentar un incremento de las ventas que no sabemos identificar de dónde viene, se trata de conocer a la perfección el recorrido de cada cliente e identificar los canales que han generado mayor cantidad de clientes reales por el menor presupuesto invertido. 

Algunas de las métricas que trabajamos: 

ROI

Retorno de la inversión. Es el cálculo de la rentabilidad de lo invertido en marketing. Se realiza conociendo el producto o servicio a vender y su margen de beneficio, al cual se le suma un porcentaje de dinero invertido en marketing para generar la venta y a partir de ahí se calcula el retorno de la inversión. Con esta métrica validaremos cada campaña en ADS antes de comenzar a invertir un presupuesto considerable en la misma. 

CPC

Coste por click, una métrica intermedia que nos permite conocer cuánto nos cuesta conseguir una persona que interaccione con nuestro anuncio y viaje a nuestro sitio web. El coste por click será solo indicativo, ya que no es síntoma de venta segura, solo de muestra de interés. Habrá que contrastar ese CPC con la venta real de cada canal. Puede haber CPC más altos pero más rentables por que cada click convierta más en ventas.  

CPM

Coste por mil, es el coste que tiene mostrar nuestro anuncio 1.000 veces. Lo utilizaremos en segmentaciones ya validadas como rentables y en campañas corporativas.

CPL

Coste por Lead, en modelos de negocio que pasen por la captación de leads, es decir, personas que dejan su email en nuestra web para descargar contenido o para recibir más información de nuestro producto o servicio. Entendemos que existen dos tipos de leads: Marketing Qualified Leads y Sales Qualified Leads. Los MQL son solo clientes que se han registrado, sabemos que tienen interés, pero no sabemos si aún es rentable el invertir esfuerzo comercial en ellos. Los SQL, sin embargo, son clientes que se han registrado y por el número de interacciones con nuestra web, emails y otras acciones como reuniones solicitadas, entendemos que están listos para ser contactados por el equipo comercial pues tienen mayor probabilidad de generar una venta. 

Este conjunto de metodologías son las que permiten a cualquier empresa maximizar sus ventas y rentabilidad del negocio.

Cuéntanos sobre tu proyecto.

Este briefing nos ayudará a entender las necesidades de tu proyecto.



Marketing Digital

Marketing Digital

Marketing Digital

Marketing Digital

Marketing Digital

Marketing Digital